¿Cuero vegetal, cuero vegano, cuero ecológico…? ¿Qué es qué?

¿Cuero vegetal, cuero vegano, cuero ecológico…? ¿Qué es qué?

Encontrar una buena definición acerca de los diferentes tipos de cuero no siempre es fácil. Cada uno lo define a su forma y hay muchas ambigüedades acerca de qué es qué y sobre todo qué es mejor. Te ayudamos a destapar qué hay detrás de cada término y te explicamos nuestra postura acerca de ellos y lo que hemos elegido para nuestros collares de perros.  

TIPOS DE CUERO:

  • Cuero = cuero animal curtición mineral: generalmente cuando vemos un artículo que pone que es de cuero, suele tratarse de cuero animal curtido en base a sales y a cromo. Este es el proceso de curtido más utilizado, más rápido y logra un cuero muy flexible, pero, sin embargo, es el más contaminante.

Decisión Petculiari: nosotros no utilizamos este tipo de cuero para nuestros collares o accesorios dado que preferimos materiales que respeten lo más posible el medio ambiente.

  • Cuero vegetal = cuero curtición vegetal: se trata de cuero animal, pero curtido con taninos vegetales, solubles en agua y alcohol. El proceso de curtido es más largo, pero son cueros muy resistentes y, sobre todo, es un proceso no contaminante. Este cuero, curtido y teñido con sustancias adecuadas es ecológico en su elaboración, por eso a veces también se le llama “cuero ecológico” (de hecho, nosotros también lo definimos así porque nos parece más claro, aunque, ¡cuidado!, en otros casos este cuero ecológico se refiere a polipiel).

Decisión Petculiari: Hemos optado por utilizar en algunos de nuestros productos (actualmente collares) este tipo de cuero por varios motivos:
- Su proceso de curtido no daña el medio ambiente y, además, el cuero es biodegradable.
- Es resistente y seguro para nuestras mascotas. No es un material que tienda a romperse con facilidad.
- Es cómodo y suave y no suele hacer daño al perrito. 
- Es duradero por lo que apostamos por comprar menos productos, pero de más calidad y que resistan el paso del tiempo porque eso también beneficia al medio ambiente.

  • Cuero vegano (= a veces mal llamado cuero ecológico): este es el término que genera más confusión. Este tipo de cuero suele ser polipiel, es decir, piel sintética (no es en realidad piel). Es vegano, porque no es de origen animal, pero incorpora plásticos, por tanto, no es ecológico. Algunos tienden a relacionar producto no animal con ecológico, pero lo cierto es que son términos completamente diferentes. La polipiel se ideó como sustitutivo al cuero natural porque es un material mucho más barato. Sin embargo, es un material plástico proveniente del petróleo por lo que es un producto contaminante y, además, menos duradero.

Decisión Petculiari: hemos optado por no utilizar polipiel en nuestros collares por varios motivos.
- Es un material contaminante ya que incorpora plásticos.
- El PVC tarda unos 300 años en desintegrarse (mientras que la piel auténtica tardaría unos 30-40 años).
- Es un material más rígido, más artificial y más incómodo para el perro. 
- Es un material menos duradero por lo que es necesario reemplazarlos con más frecuencia. Nosotros preferimos productos de mayor calidad que no haya que tirar constantemente, aunque ello nos implique un coste mucho mayor en los materiales.

  • Cuero con pieles vegetales: en los últimos años han surgido alternativas veganas al cuero animal que, además, incorporan el plus de que son más ecológicas que la polipiel. Son cueros hechos a base de piña, de hongos y de manzana, entre otros. Cada uno de estos materiales tiene sus propias características y puede aplicarse en unos productos u otros. El único problema es que, a veces, no son tan resistentes.

Decisión Petculiari: desde el inicio estamos valorando este tipo de materiales para tratar de dar con uno que sea lo suficientemente duradero y resistente para nuestros accesorios. Nos hemos encontrado en varias ocasiones que este material no podría usarse por sí solo para realizar collares para mascotas porque se rompería con facilidad, por lo que estamos en búsqueda de opciones viables. Sí nos parece una buena alternativa, pero hay que ser consciente de cómo aplicarlo en el producto concreto y con qué otros materiales combinarlo.

  • Cuero reciclado: suele tratarse de cuero animal curtido con minerales (dado que es el más frecuente) al que se le da un segundo, tercer o cuarto uso. Es un cuero algo más rígido al ser reciclado y para algunos artículos podría ser una buena opción.

Decisión Petculiari: nos parece buena idea el poder dar un segundo uso a las cosas y apostar por productos que sean reciclados. Lo importante también es generar menos residuos porque eso ayuda a cuidar la naturaleza.

Las opciones antes señaladas son el caso del cuero o materiales similares al cuero. Por supuesto, existen otras opciones de materiales y tejidos que podrían utilizarse y que en Petculiari también valoramos. Eso sí lo que tratamos de buscar siempre es:

  • La opción más ecológica sabiendo que el 100% ecológico no siempre es posible y que dependiendo de lo que sea optaremos por un producto reciclado, por un material más respetuoso, etc.
  • La opción más resistente y duradera que haga que nuestros productos sean de la mayor calidad para que duren el mayor tiempo posible. Cuantos menos residuos, mejor. Lo más sostenible para nosotros es comprar menos y comprar mejor.
  • Artículos que tengan una segunda vida para fomentar la economía circular. Por eso nuestro packaging se puede reutilizar.

Para más información, visita petculiari.com


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados